Llamado a la Adoración

1 Crónicas 29:10-13

Líder: ¡Bendito seas, SEÑOR, Dios de nuestro padre Israel, desde siempre y para siempre!
Todos: Tuyos son, SEÑOR, la grandeza y el poder, la gloria, la victoria y la majestad. Tuyo es todo cuanto hay en el cielo y en la tierra.
Líder: Tuyo también es el reino, y tú estás por encima de todo.
Todos: De ti proceden la riqueza y el honor; tú lo gobiernas todo. Por eso, Dios nuestro, te damos gracias, y a tu glorioso nombre tributamos alabanzas.

Reflexión Mediante La Doctrina

Líder: ¿Qué beneficios obtenemos de la resurrección de Cristo?
Todos: Primero, por su resurrección ha vencido a la muerte, para hacernos participantes de aquella justicia que conquistó por su muerte. Segundo, también nosotros somos resucitados ahora por su poder a una nueva vida. Tercero, la resurrección de Cristo, cabeza nuestra, es una señal de lo que será nuestra gloriosa resurrección.

Confesión de Pecados

Todos:

Señor, a pesar de que debes ser tu quien nos dirija, insistimos en asumir las riendas de nuestras vidas; aunque debes ser tu quien tenga autoridad sobre nosotros para decirnos cómo actuar, nos atribuimos esa autoridad a nosotros; aunque debes ser tu quien nos complete, buscamos ídolos que nos hagan sentir completos. Creemos que tus mandamientos son demasiado difíciles de cumplir, que tu voluntad es demasiado dura, que tu poder no está a nuestro alcance y que tu amor vale muy poco. ¡Pero no es así! Y sin tus mandamientos, tu voluntad, tu poder y tu amor somos seres miserables. Ahora Señor, que tu palabra cure la confusión que hay en nuestra mente, que tu ley cure nuestras voluntades divididas, que tu amor cure nuestra conciencia aturdida, que tu presencia cure la ansiedad que hay en nuestros corazones. Te pedimos todo esto en el nombre de tu Hijo, que nos amó y se entregó por nosotros. Amén.

Seguridad de Perdón

Efesios 2:4-10

Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor por nosotros, nos dio vida con Cristo, aun cuando estábamos muertos en pecados. ¡Por gracia ustedes han sido salvados! Y en unión con Cristo Jesús, Dios nos resucitó y nos hizo sentar con él en las regiones celestiales, para mostrar en los tiempos venideros la incomparable riqueza de su gracia, que por su bondad derramó sobre nosotros en Cristo Jesús. Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte. Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica.

Bendición Pastoral

Que el Señor prospere tu trabajo y sea tu escudo,
Que su bondad y piedad vayan contigo,
Que puedas regocijarte en Él de todo corazón y que no temas ningún daño,
 

Que el Señor sea contigo. Y contigo también.